Un delicioso tiro de gracia

Contar con el desagrado del Todopoderoso no va a perturbar el orden establecido del cosmos, porque el mundo sigue girando, y en sus giros sin escrúpulo alguno las calamidades de la vida, la cobardía natural, los escenarios crueles y los designios de la providencia ocurren… Además ocurre el libre arbitrio y por igual el libre albedrío, ocurren las soluciones pobres y también las alternativas generosas, ocurren el umbral del salto y por igual las tardes muertas, ocurre el rechazo original y el fastidio mutuo, ocurren los desafíos y en ellos el reto de ser amable con desprecio.

Sin embargo mi punto débil con diferencia es la melancolía, y lo peor es la mala gestión que de ella hago. Mi suprema sabiduría se limita a dejarme fascinar e hipnotizar por sus efectos. Su éxtasis estalla en mis ojos y entonces rauda y veloz acude a mí la gran revelación: “Una persona que se retira de la vida no hace daño”, a los más cercanos les queda aceptar amargamente el hecho, y a los lejanos abrirse a la más tierna indiferencia… ¡La Creación es absurda!, la vida se repite hasta el infinito por eso de algún modo y en algún punto hay que convertirla en finita, aunque pueda parecer aterrador o glacialmente distante, en cierto modo los vivos somos tan incoherentes, siempre metidos en ese bucle narcisista, con esos juicios mojigatos y esos juegos superfluos de anulación ajena y auto-castración, con esa clara  y perniciosa inclinación al vicio, ¡la Creación es blasfema!… ¡Maldigo a la Creación por sus acciones anómalas y sus causas ciegas!…

Además el veneno virulento de mis nuevos sueños que siempre se acompañan de nuevos temores, otro remedio fatal para la lista que por cierto, es muy tonta. No voy a andarme con remilgos a estas alturas, pero siempre busco la superioridad moral en mi mundo retorcido en el que se me corta el aliento cada vez que aplazo mi cita con el destino, dicen de mí que soy la más pura esencia del egotismo narcisista, que soy la rotunda negación, el más grotesco acompañamiento, y si me dejas musitar discretamente algo, te diré que también dicen que puedo ser la fantasía más violenta.

Tulio habló de las desdichas del hombre supersticioso, ¿hay o no desdicha cuando te obsesiona el prisma del último momento?, el túnel del melancólico es realmente un callejón sin salida, magnánimo y generoso le pese a quién le pese. La agitación dolorosa de la vida te lleva a la auto-aversión, digamos que entonces la única filosofía solvente es algo así como no ver más allá del atractivo del sexo. Y puedo jurar que guardo celosamente mi memoria táctil, cómo me tocaba y me acariciaba, cómo sus dedos, sus manos y su cuerpo… ¡Dios, cómo lo hacía!… Y ahí permanece mi memoria gentil y afable, y aquella belleza que era en la superficie escandalosa, y en su fondo boba, muy boba.

La melancolía es fascinante y peligrosa, es como una enfermedad persistente, de dudosa utilidad, más o menos clandestina, es un responso que no llega y un “tener el impulso de” que se traduce en una retórica mental decadente, es un capricho asediado por el dolor… Yo creo que ella es producto de las despiadadas  leyes intemporales de la materia y el movimiento, que ponen en tela de juicio todo, la melancolía es la desestructuración por excelencia, el panorama desalentador del asesinato simbólico de los padres hablando en términos psicoanalíticos, por si así se me entiende mejor.

Entonces necesitas el cuidado inoportuno de algo vigorizador, un refugio urgente, un bálsamo para la herida o por lo menos, una coherencia parcial… Llámalo tiro de gracia, pero por favor, que además sea delicioso.

Sofya Keer

fab5b1bd86867710091d750948800b75

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s