Quiero vomitar …

Ese es el secreto, amar a alguien que está igual de perjudicado que tu. El gélido milagro del hielo emocional es un escenario horrible que aumenta la emoción, es emplear la fuerza bruta, renunciar a la morfina para sentir el dolor. Es la idea hermosa de desligarse de la humanidad. Es un día más en la nada, pero de otro modo…

He de esperar, desear que pueda ejercer el control de mis impulsos y además saber canalizarlos… Pero eso no es todo, quiero más, porque si tuviera corazón ahora mismo debería romperse, hacerse añicos, sin embargo no entiendo la emoción de la muerte, y las gafas de sol me están salvando de este trance. Mantener mi gesto compungido y apenado por dos horas se está haciendo bastante insoportable. Lo único que acude a mi mente es que matar a alguien supone privarle de hacer el bien, veo el color de su rostro que revela una evidencia mortal y al mirarle a través del cristal en la cámara frigorífica, pienso que un cuerpo puede sufrir en reposo, y aunque el suyo ya no reposa ni tampoco sufre, los demás sí… Los nuestros todavía sí.

De repente procede suavemente la sensación premonitoria de que la muerte es el inicio de una reacción en cadena, y para iniciarla siento que quiero vomitar.

Sofya Keer

Nuevas-y-elegantes-tendencias-para-los-lentes-de-sol-2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s