Harakiri mental

Hoy he tenido un sueño desasosegante y por ello he amanecido escéptica, desquiciada, y si cabe, con más luchas y desvaríos en mi mente. No juego a pensar en si será o no premonitorio, sería un acto abominable del que no quiero responsabilizarme. Yo quiero actos cultos y hermosos, como se desean los hijos… Hermosos y cultos. Además, lo que se necesita para vivir es candor pues es ley de vida el hecho de que jugar contra nosotros mismos es detener nuestra felicidad, y en el fondo a nuestros bailes siempre le suceden nuestros descansos. Debería descansar pues.

En el sueño, manipulaciones oscuras e impulsos opuestos con juegos cerebrales en los que los astros no eran benévolos, me han llevado a un punto en el que en contra de mis intenciones no pugné con las posibilidades, así que exhausta opté por romper procesos. Pero no voy cometer el acto abominable de pensar que es premonitorio, sería ir contra mí misma, sería detener mi felicidad y flaco favor sería ese cuando ya poco creo en ella. No lo haré, voy a dejar ir los pensamientos y distraeré mis emociones.

Lo cierto es que ya desde los catorce años era una anticuada. Mi vida era un elogio a la lentitud en el que yo pausaba adrede, con alevosía y nocturnidad la inmediatez de los ritos de crecimiento. Supongo que por miedo a crecer. Sí, era un miedo atroz, el mismo terror que me da reconocerlo. Y todo era miedo a la muerte por creer que a más edad más cerca de ella me situaba. Tenía relaciones ilógicas con las cosas y con las personas, conexiones impensables en las que adoraba objetos y odiaba sin piedad a personas. Esto me generó traumas a los que me he adaptado perfectamente, porque perder la esperanza es necesario para mí, yo no puedo mantenerla siempre intacta flotando en el aire en forma de castillos de color verde intenso y bajo el lema de verde que te quiero verde o alegando que ella es lo último que debe perderse, esto siempre ha sido para mí una carga insostenible e insoportable, algo inasumible, por eso pierdo la esperanza con la misma facilidad que a los amores.

Y no sé si esto me preocupa más o menos que mi sueño, tampoco sé si debo dejar mi descanso y reiniciar mis bailes, aunque tal vez no estaba descansando, empiezo a no tener claro si prefiero un acto abominable como esas personas que odiaba o por el contrario otros hermosos y cultos como esos objetos que adoraba y eran libros. No sé si esta técnica del harakiri emocional renovará mi equilibrio, pero es que no sé si alguna vez estuve equilibrada o si mi equilibrio es diferente al del resto de personas odiosas que habitan este mundo abominable y hermoso, que no culto.

No sé si mi sueño es premonitorio o si mi realidad es un anticipo de ese sueño, sólo sé que si sueño con tu muerte, morirás, más no hay esperanza en la muerte cuando no crees en otras vidas. Así que en ese punto deberías elegir entre las dos opciones posibles:

¿Qué prefieres, tus bailes o tus descansos?, yo sólo puedo decirte que si sueño con tu muerte, morirás. En cuanto a mí y a mi sueño… Pues sinceramente,  ya no sé si bailar o descansar.

Sofya Keer

28472329_10155392744103575_1460444680702182941_n

Anuncios

One response to “Harakiri mental

  1. Sueños y muerte siempre han sido grandes aliados de nuestro desasosiego, perpetradores de manipulaciones emocionales con las que desmontarnos . Pero como el destino es inevitable, recuerdo la cita de H.P. Lovecraft “… incluso la muerte puede morir”, añadiendo que aun así lo importante es la manera, el lugar y los brazos en los que caeremos, en si la nobleza de nuestras acciones será digna de una sonrisa cuando cerremos los ojos por última vez. Porque de eso se trata la vida, de reír mietras morimos.
    Muy buen balazo. Disfruta el fin de semana.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s