Acerca del tedio y de mí

El tedio es el vacío, una de las grandes cuestiones filosóficas, una experiencia humana que en su versión más profunda y peligrosa se traduce en la sensación de que nada tiene sentido, algo que en nuestra cultura parece que el hombre está abocado a no encontrar. El tedio es un estado anímico que trasciende lo personal, es un puto balazo en el alma.

Leerme es saber algo de mí, tal vez lo suficiente como para seguir leyéndome, o quizá lo justo como para dejar de hacerlo.