Siempre hay una parte podrida en nuestro ser

Mi memoria no consigue reproducir su voz. Sin embargo no puedo olvidar lo egoísta que era. Era tan egoísta que daba miedo. Me acusó de amoríos ilícitos mientras él recorría los burdeles de la provincia. Pero lo mío era una mezcla de deseos y proyectos que se me hacía insostenible, y eso era lo que … Sigue leyendo Siempre hay una parte podrida en nuestro ser