New York, New York

Ya estaba cerrado el nicho. Retocaba cuidadosamente el cerramiento total con la masilla y pensaba que la amargura se puede convertir en asco, mientras la familia del fallecido lloraba la muerte de aquel hombre de cuarenta y tres años. El joven enterrador de espaldas a ellos cavilaba mientras escuchaba las conversaciones privadas acerca de los … Sigue leyendo New York, New York

Saudade

-Quiero estar contigo. -Eso se llama bigamia, guapo. Y por si no lo sabes, en el campo del derecho canónico se contrapone a la monogamia que es considerada por el cristianismo la única y verdadera forma del matrimonio. Así que de acuerdo con esta tradición cristiana, la bigamia es un delito en Europa y en … Sigue leyendo Saudade

Rayaduras ácidas, ni de naranja ni de limón

Corro un tupido velo porque soy mala interpretando. Niego la obviedad para hacer tiempo. Cuando ya sé la respuesta, el estímulo en mi mente, se convierte automáticamente en una pérdida de tiempo. Y este se acaba. A veces sólo da para prepararse una maleta precaria y salir cortando el aire. Ya no puedes ponerte ante … Sigue leyendo Rayaduras ácidas, ni de naranja ni de limón

Cuánto pagarías por un pegaso alado?

Sus acciones eran fáciles de entender racionalmente, nunca podías entenderlas a través de los afectos. Era misión imposible, sin embargo, sus turbulencias sentimentales y emocionales tenían cierto encanto personal. Eran retorcidas y sé que patológicas, pero también me resultaban jodidamente sexis. Sus patrones de comportamiento llevaban una carga desmesurada de un resentimiento intenso, era algo … Sigue leyendo Cuánto pagarías por un pegaso alado?