Pequeña Bijou

El lujo de hablar del autoengaño racionalmente, me ha llevado a un punto de comprensión absoluta: No tiene sentido mi deseo subyacente de querer controlarlo todo. En sus palabras cortantes pude intuir la tensión en nuestra relación: - Bijou no eres feliz, así que tampoco eres fiel. En mi afán enfermizo de responder a los … Sigue leyendo Pequeña Bijou

El laberinto de cemento

La ciudad es un laberinto de cemento. En ella mi sentimiento de soledad es tan grande que me siento como una mujer que enviudó en la primera guerra mundial, y perdió a su hijo en la segunda. Además, guardo recuerdos de todos mis desarraigos y sé perfectamente dónde yacen mis sueños enterrados. Eso es malo. … Sigue leyendo El laberinto de cemento

Soy encargada de funeraria

Tengo los párpados hinchados y doloridos. Dicen que los sueños en blanco y negro son premonitorios. Lo que yo creo es que cuando las decepciones se unen una con otra, no hay color. No hay colores en ninguna parte. Así que tampoco debe haberlos en el farragoso territorio onírico. Soy consciente de que hay experiencias … Sigue leyendo Soy encargada de funeraria

La naturaleza humana y su ley única

Cuando las obsesiones dan vueltas la inteligencia se aparta. Esto debería ser un fracaso abominable para mi ego, alimentado desde mi niñez por una inteligencia insultante, de antecedentes inciertos y misteriosos. Una serie de historias mezquinas dan forma a este argumento del que no me apetece hablar, pues sería algo así como hacerlo con la … Sigue leyendo La naturaleza humana y su ley única